martes, 10 de diciembre de 2013

Pasta de sal

La semana pasada leí esta entrada en uno de los blogs que sigo Una princesa guisante y me la apunté en "actividades para hacer". La verdad es que no tardamos mucho en hacerla, aprovechamos una tarde de frió que llegamos pronto a casa y nos pusimos manos a la obra. 

Os la recomiendo porque no hay que preparar nada y los ingredientes los tenemos todas en casa: agua, harina y sal.

Tengo que decir que la primera idea era hacer adornos de navidad para el árbol, pero al final decidimos usarla como plastilina porque fue los que les apeteció a los peques.

Hacer la masa fue lo más divertido, tanto mi príncipe como mi princesa disfrutaron metiendo las manos en el bol y pringándose:
¡Mira mami como tengo los dedos!, me decía mi princesa.

Mi príncipe simplemente metía sus manitas y las sacaba, esparciendo harina por toda la habitación.





Disfrutaron un montón amasando. Una vez que tuvimos la masa preparada, mi princesa dijo que quería sacar su maletín de plastilina (regalo de cumpleaños) y estuvimos amasando, cortando, haciendo formas..... En esta parte de la actividad príncipe se desmarcó, ya no le interesaba tanto, así que él estuvo entretenido con otras cosas por la habitación. 



Mi mundo como mama


Hicimos algunas formas y las dejamos secar con la idea de pintarlas algún día.... ya veremos.

Mi conclusión con esta actividad es que a mis hijos les encantó amasar y meter sus manitas en la mezcla de harina y agua, así que una tarde de estas haremos galletas, ya os contaré, ahora a buscar una receta fácil por internet.


1 comentario:

  1. Gracias por recordarla, una tarde de estas cae seguro ;) Besicos.

    ResponderEliminar